Un Gran Mandamiento

Fecha: miércoles, 3 de junio de 2020

                                                            Miércoles   3 de Junio

No hay otro mandamiento más grande que éstos: Amensen los unos a los otros.

 

 

 

Querida comunidad:

                          Buenos Dias  nos encontramos a mitad  de semana.

En este mes esta dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, donde nos invita a que estemos juntos a El y permanezcamos en su amor y en el amor de Dios.

En la lectura de hoy, veremos aJesús dándonos un gran Mandamiento, el mandamiento del Amor.

Y en este Amor se nos invita a buscar a Dios y todo su reino, muchas veces por cosas de la vida cotidiana nos vamos dejando en la Fe y hoy Jesús te invita a volver al camino.

El camino parece ser largo pero el Maestro esta caminando como el Buen Pastor que es.

Compartamos la palabra de Dios:

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos     12, 28-34

 

Un escriba que los oyó discutir, al ver que les había respondido bien, se acercó y le preguntó: «¿Cuál es el primero de los mandamientos?»

Jesús respondió: «El primero es: Escucha, Israel: el Señor nuestro Dios es el único Señor; y tú amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma, con todo tu espíritu y con todas tus fuerzas. El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento más grande que estos.»

El escriba le dijo: «Muy bien, Maestro, tienes razón al decir que hay un solo Dios y no hay otro más que él, y que amarlo con todo el corazón, con toda la inteligencia y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a sí mismo, vale más que todos los holocaustos y todos los sacrificios.»

Jesús, al ver que había respondido tan acertadamente, le dijo: «Tú no estás lejos del Reino de Dios.»

Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.

 

Palabra del Señor.

 

Los invtamos luego de  Reflexionar de la palabra de Dios, escuchar esta bella canción en el siguiente Link:

https://www.youtube.com/watch?v=idQtFf7m4xw

 

                                                 Oración

Bendita sea tu pureza

Bendita sea tu pureza

y eternamente lo sea,

pues todo un Dios se recrea

en tan graciosa belleza.

A ti, celestial princesa,

Virgen sagrada, María,

te ofrezco en este día

alma, vida y corazón.

¡Mírame con compasión!

¡No me dejes, Madre mía!

                                      Amén