Jesús nos Regala su Misericordia

Fecha: miércoles, 5 de agosto de 2020

                                            Miércoles   5  de Agosto

Querida comunidad:

                                              Buenos  días, nos encontramos a mitad de semana. El tiempo pasa, las actividades de la semana van siendo mayores también, por eso sentimos muchas veces que no tenemos energías, que las horas y el tiempo del dia no están alcanzando.

Pero en el caminar de la semana, y las cosas que vamos viendo o escuchando, por ahí nos angustian o nos pueden llenar de mala energía para nuestra alma. Pero Dios esta ahí, esta al lado de cada uno, EL esta escuchando a sus hijos todo lo que le tienen que decir, por eso en este comienzo de la semana nos detengamos 1 minuto para poder hablar con Nuestro Padre del Cielo que quiere darnos Paz y Tranquilidad.

En la Palabra que compartiremos, veremos como Jesús realiza un gran milagro a la Mujer que tenia a su hija enferma. Escucharemos como Jesús le dice a ella, “QUE GRAN FE TIENES, QUE SE CUMPLA LO QUE PIDES”.

Esto nos pide Jesús hoy, FE en DIOS y en El que todo lo pueden, nada es IMPOSIBLE PARA DIOS, solo  Confía  y lo que estas esperando será Dado por Dios..

Les deseamos muy lindo día en todo!!!!

 

Compartimos la Palabra:

 Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo     

Jesús partió de allí y se retiró al país de Tiro y de Sidón. Entonces una mujer cananea, que procedía de esa región, comenzó a gritar: «¡Señor, Hijo de David, ten piedad de mí! Mi hija está terriblemente atormentada por un demonio.» Pero él no le respondió nada.
Sus discípulos se acercaron y le pidieron: «Señor, atiéndela, porque nos persigue con sus gritos.»
Jesús respondió: «Yo he sido enviado solamente a las ovejas perdidas del pueblo de Israel.»
Pero la mujer fue a postrarse ante él y le dijo: «¡Señor, socórreme!»
Jesús le dijo: «No está bien tomar el pan de los hijos, para tirárselo a los cachorros.»
Ella respondió: «¡Y sin embargo, Señor, los cachorros comen las migas que caen de la mesa de sus dueños!»
Entonces Jesús le dijo: «Mujer, ¡qué grande es tu fe! ¡Que se cumpla tu deseo!» Y en ese momento su hija quedó curada.

Palabra del Señor.

 

                                  ORACIÓN

Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios;
no deseches las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades,
antes bien, líbranos de todo peligro,
¡oh siempre Virgen, gloriosa y bendita.